Actualizado 08/11/2016 07:55 CET

En el pensamiento de todo apasionado un tanto romántico hay una firme creencia: el adiestrador que sube un equipo de Segunda a Primera se ha ganado el derecho a proseguir la aventura en la máxima categoría. Muchos lo logran mas pocos son los que consiguen soportar toda esa temporada de estreno o bien regreso a la elite de nuestro futbol.

Enrique Martín es el último ejemplo frustrado. El técnico ascendió con Osasuna y ha durado once jornadas en el cargo. El último héroe en lograr sostenerse en el equipo con el que ascendió a lo largo de toda esa primera temporada en la Liga Santander es Abelardo, capaz de conseguir la permanencia con el Sporting, con el que aún goza de una agradable experiencia en el banquillo.

Entrenadores que ascendieron y soportaron en la élite

  1. 2006-07: Marcelino (Recreativo de Huelva)
  2. 2007-08: José Luis Mendilibar (Valladolid)
  3. 2007-08: Unai Emery (Almería)
  4. 2008-09: Manuel Apreciado (Sporting)
  5. 2009-10: José Luis Oltra (Tenerife)
  6. 2010-11: Martín Lasarte (Real Sociedad)
  7. 2010-11: Luis García (Levante)
  8. 2011-12: Pepe Mel (Betis)
  9. 2011-12: José Ramón Sandoval (Rayo Vallecano)
  10. 2012-13: Miroslav Djukic (Valladolid)
  11. 2013-14: Fran Escribá (Elche)
  12. 2013-14: Marcelino (Villarreal)
  13. 2014-15: Gaizka Garitano (Eibar)
  14. 2015-16: Abelardo (Sporting)

En los últimos diez años solamente catorce de treinta y tres técnicos firmaron esa supervivencia. Garitano con el Eibar, Marcelino con el Villarreal o bien Escribá con el Elche son los más recientes. El resto cayeron por el camino, ciertos aun no tuvieron siquiera la recompensa de empezar la época como técnicos de esos equipos en Primera. Le ocurrió este año a Bordalás con el Alavés, equipo al que llegó Pellegrino a lo largo del pasado verano.

En muchos de esos casos el cambio de técnico no se traduce en la salvación. Son múltiples los ejemplos en los que vemos como hay hasta 2 relevos en el banquillo sin hallar resultados contundentes.

Subir a Primera no garantiza gozar de ella, y mucho menos te asegura tener crédito de una temporada. Lo afirman los tópicazos del fútbol: en el futbol mandan los resultados o bien, asimismo oportuno en un caso así, el futbol no tiene memoria.

Temas Relacionados

Suscripción a Marca

Dejar respuesta